Regístrate
Estás leyendo: "(Lasorda) Un manager querido y respetado": Karim García y Juan Castro

"(Lasorda) Un manager querido y respetado": Karim García y Juan Castro

Los expeloteros recuerdan la experiencia de haber tenido como manager a 'Tommy', quien fuera el manejador que les abrió la puerta de MLB
Publicidad
Publicidad

Tom Lasorda construyó su leyenda en el beisbol de las Grandes Ligas pero fue un manager que gustó de estar cerca de los latinos, y la muestra no es solo que jugara en Panamá o Cuba o que fuera campeón de la Serie del Caribe en 1973, sino que le abrió la puerta de MLB a los latinoamericanos, entre ellos, a seis mexicanos.

Fernando Valenzuela, Ismael Valdez, Antonio Osuna, Noé Muñoz, Juan Castro y Karim García son los peloteros tricolores a los que les dio oportunidad con los Dodgers, para que iniciaran ahí su carrera ligamayorista, y dos de sus pupilos recordaron para Séptima Entrada, la experiencia de haber jugado para él.

“Fue el manager que a mí me debutó el 2 de septiembre de 1995. Era un manager al que le gustaba mucho el pelotero latino, no solamente el mexicano sino el latino en general, fue el que le dio la oportunidad también a Fernando Valenzuela, y después a todos los que estuvimos ahí que tuvimos la oportunidad de jugar con Dodgers", es lo que recordó Karim García.

El jardinero fue uno de los cinco tricolores que estuvieron con los Dodgers entre 1995 y 1996, arrancando sus carreras en las Ligas Mayores, y aunque solo le tocó convivir dos campañas con Lasorda, Juan Castro recuerda la forma de ser del manejador.

"Era una persona carismática, bromista, se enojaba, tenía de todo, pero también fue un manager duro, sobre todo con los jóvenes, pero con un objetivo positivo, porque esa manera de exigirnos nos ayudó mucho a crecer", recordó Juan Castro, actual coach de los Philadelphia Phillies y manager de la Selección Mexicana.

Lasorda fue manager de los Dodgers de 1976 a 1996, una etapa en la que ganó dos títulos de Serie Mundial, y no solo sus resultados dentro del campo lo convirtieron en leyenda, sino también la forma en que se acercaba a los peloteros.

"Era una persona que hacía todo lo posible por hablar contigo en español si no le entendías el inglés, siempre trataba de hacerte entender las cosas. Le gustaba mucho hacer bromas, tenía tiempo para todo mundo, era muy querido y respetado, aparte de un ser un gran conocedor del béisbol y permanecer a su mando 20 años, es una pérdida para el béisbol mundial", sentenció García. 


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...