Regístrate
Estás leyendo: ¿Padres volvió a romper las reglas no escritas contra Dodgers?

¿Padres volvió a romper las reglas no escritas contra Dodgers?

La celebración del home run de Trent Grisham ante Clayton Kershaw encendió la polémica, especialmente a consideración del manager Dave Roberts.
Publicidad
Publicidad

Los San Diego Padres volvieron a encender la MLB. Durante la victoria del equipo por 7-2 sobre Los Angeles Dodgers, el jardinero Trent Grisham pegó un enorme home run sobre as zurdo Clayton Kershaw en la sexta entrada, pero fue la celebración lo que más molestó al manager de los azules, Dave Roberts.

En cuenta de 2-1, Grisham explotó una recta de cuatro costuras que se quedó en el centro de la zona de strike. El jardinero de los Padres se quedó un momento viendo hacia la caseta de su equipo y antes de terminar de recorrer las bases intercambió palabras con el dogout de los Dodgers; fue exactamente esto lo que molestó al piloto de Los Ángeles.

“No me molesta que un jugador admire un home run; ciertamente, es un juego crucial y un gran batazo”, dijo Roberts. “Veo con buenos ojos al jugador. Pero me cayó mal que estuviera demasiado tiempo en el home plate, frente a alguien como Clayton que goza del respeto de todos en Grandes Ligas por lo que ha hecho en este juego. Hay cierto nivel de respeto que le das a alguien si le conectas jonrón”.

Claramente Grisham no lo vio así. Los Padres están en una racha de ocho victorias al hilo, están jugando la serie más importante ante los Dodgers desde 1996 y el batazo sirvió para empatar un juego que, al finalizar, puso a San Diego a 1.5 juegos de distancia de los Dodgers, líderes del Oeste en la Liga Nacional.

“Pasó de manera natural, en el momento”, dijo Grisham. “Es una situación grande ante un lanzador grande en un juego grande. Ya anticipábamos esta serie. Era una de las series más importantes del año. El ambiente en el dugout era, ‘Hey, vamos, vamos a subir el animo. Vamos por este juego’”.
En este escenario, ante ese lanzador, jamás he dado un mejor home run que ése”, dijo Grisham.

Contrario a lo que pensó el manager Roberts, Clayton Kershaw no quiso prestar mucha atención a lo sucedido.

“No voy a preocuparme por su equipo”, dijo Kershaw. “Que haga lo que quiera”.

El mes pasado, cuando Fernando Tatis Jr. retó las reglas no escritas pegando un grand slam en cuenta de 3-0 con diferencia de 7 carreras, el manager de los Padres, Jayce Tingler, no defendió mucho lo que hizo el pelotero dominicano. Ahora, respaldó inmediatamente a Grisham descartando que haya roto cualquier regla no escrita del béisbol.

“Fue un gran momento para nosotros y fue un batazo crucial”, dijo Tingler. “Nos dio ánimo y nosotros nos divertimos. Jugamos de la manera correcta y respetamos el juego, pero vamos a divertirnos y vamos a apoyar uno al otro. Para nosotros, no se trata de más que eso”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...