Regístrate
Estás leyendo: El día que Félix Hernández lanzó un juego perfecto en la MLB

El día que Félix Hernández lanzó un juego perfecto en la MLB

EL 15 de agosto de 2012, el venezolano escribió su nombre en los libros de récords de las Grandes Ligas al lanzar un juego perfecto con los Mariners de Seattle.
Publicidad
Publicidad

Una de las más grandes y extrañas hazañas en el béisbol es un juego perfecto, que consta en que un lanzador logra la victoria lanzando nueve o más entradas sin permitir que ningún bateador se embase, es decir, no permite hit, base por bola o golpe directo al bateador. El resto del equipo también está involucrado pues cualquier error defensivo permitiría que un rival llegue a las bases.

El 15 de agosto de 2012, el venezolano Félix Hernández fue impecable en la loma pues lanzó el primer juego perfecto en la historia de los Mariners de Seattle y el número veintitrés registrado en la MLB. También se convirtió en el primer venezolano en las Grandes Ligas en lograrlo.

Esa tarde, Marineros venció a los Rays de Tampa Bay en Safeco Field con pizarra de 1-0. Hernández, quien había ganado el premio Cy Young de la Liga Americana dos años atrás, venía de blanquear a los Yankees de Nueva York en su última salida, lo que le permitió tomar la loma de las responsabilidades con mucho valor y seguridad frente a los 22,000 espectadores que acudieron al estadio ese día.

Retiró las primeras dos entradas del juego ponchando a los seis bateadores que se enfrentó. A partir de esto, comenzó a utilizar todo su repertorio hasta llegar al noveno inning cuando Desmond Jennings entró a batear como emergente por el receptor venezolano José Lobatón. Hernández lo puso en cuenta de 1-2 y tras abanicar una recta de 92 millas, fue ponchado. Después bateó Jeff Keppinger, quien pegó un roletazo al shortstop para el out 26. Finalmente, el out 27 cayó con un ponche de Sean Rodríguez.

“Siempre lo tenía en mente, en cada juego, solamente pensaba ‘tengo que lanzar un juego perfecto algún día’. Es algo a lo que cada pitcher aspira. Ocurrió y es algo especial. No tengo palabras para explicarlo. Esto es muy grande. No pasa todos los días”, dijo Hernández después del encuentro.

La labor del venezolano fue de 113 lanzamientos, de los cuales 77 fueron strikes; ponchó a 12 rivales y dejó su efectividad en 2.60 después de registrar su increíble victoria. El juego perfecto de Hernández fue el tercero registrado en esa campaña, uniéndose a Philip Humber de los White Sox de Chicago y a Matt Cain de los Giants de San Francisco como los únicos serpentineros en lograrlo después de Roy Halladay en 2010.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...