Estás leyendo: El día que una mujer ponchó a Babe Ruth

El día que una mujer ponchó a Babe Ruth

En su larga lista de récords ofensivos y logros en MLB, El Bambino también tiene un capítulo que no le gustaba presumir.
Publicidad
Publicidad

Jackie Mitchell fue una jugadora de beisbol de la década de los 30, pero además de haber sido la primera mujer en jugar profesionalmente, también fue la protagonista de un capítulo nada agradable para Babe Ruth.

En 1931 los New York Yankees se preparaban para la temporada e hicieron una escala en Chattanooga. La novena neoyorquina iba a jugar frente al equipo local, llamado Engel, y entre sus filas tenían a Mitchell, quien iba a lanzar ese día.

El estadio estaba lleno para ver a las estrellas de los Yankees, pero también, porque querían ver ese duelo de David y Goliat, como se le promocionó. Entonces llegó el momento. Ruth pasó a la caja de bateo para enfrentar a Mitchell, de 17 años de edad. 

Babe se colocó en la caja de bateo y se quitó la gorra ante Jackie, "y asumió que sería un turno fácil", según escribió un periodista que estuvo en el juego. Entonces vino el primer pitcheo, un sinker que Ruth dejó pasar porque fue bola. Vino el segundo lanzamiento, el cañonero le hizo swing y falló. Tercer pitcheo pasó lo mismo. Vino el cuarto lanzamiento, Ruth la dejó pasar. Esquina de afuera, strike tres, ponchado. El cañonero regresó molesto a la caseta. Enseguida vino Lou Gehrig. Tres pitcheos, tres swings, ponche. 

"Mujer poncha a Ruth y Gehrig" se leyó en el encabezado del periódico New York Times.

Posteriormente, Ruth llegó a comentar que 'las mujeres son muy delicadas para jugar beisbol', y no hablaba del tema del famoso ponche.

Jackie aprendió a lanzar gracias al pitcher ligamayorista Dazzy Vance, quien fue vecino y amigo de Mitchell. El 28 de marzo de 1931, Mitchell firmó un contrato para formar parte del equipo Engel, para ser la primera pitcher en firmar un contrato profesional en el Siglo XX.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...