Regístrate
Estás leyendo: Jugadores que cambiaron su look para jugar con los Yankees

Ellos se rasuraron o se cortaron el cabello por jugar con Yankees

Estos son los peloteros que no tuvieron problema en cambiarse el look con tal de firmar con los Yankees.
Publicidad
Publicidad

En 2019, el pitcher Dallas Keuchel le dijo que no a los New York Yankees, entre otras cosas, porque la idea de rasurarse para ser admitido no era de su agrado. Pero casos como los de Keuchel son pocos, ya que el hecho de enfundarse en el 'traje a rayas' hace que para los peloteros no sea un problema cumplir con la Política de Apariencia del equipo.

El último pelotero de alto calibre que siguió está 'regla' (que marca que ningún jugador puede tener el cabello largo y/o barba), fue el pitcher Gerrit Cole, quien para llegar al equipo en 2020 cumplió con el requisito, uniéndose a una lista con otros reconocidos nombres que presentamos a continuación:

SE RASURARON O SE CORTARON EL CABELLO PARA JUGAR CON YANKEES

Johnny Damon

  • La larga cabellera y tupida barba de Damon desaparecieron en 2006, cuando llegó a los Yankees después de cuatro temporadas con los Boston Red Sox.

Jason Giambi

  • Después de siete temporadas con Oakland con look de rockstar, se rasuró para integrarse a lo Yankees en 2002.

Kevin Youkilis

  • Fueron ocho temporadas con Boston y una con Red Sox y White Sox, pero 2013 la barba de candado desapareció.

Randy Johnson

  • Fueron 17 temporadas de conocerlo con cabello largo y barba de candado, pero en 2005 su look cambió por completo, y así lo tuvo las dos campañas que jugó en Nueva York.

Brian McCann

  • Luego de nueve temporadas con los Atlanta Braves, en 2014 llegó el momento de rasurarse para ser un Yankee.

Estos son solo algunos peloteros que aceptaron el cambio de look para poder estar con la novena neoyorquina, y varios de ellas han afirmado que no se arrepienten de haberlo hecho. Séptima Entrada 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...