Regístrate
Estás leyendo: Adiós vaquero

Charlando de Béisbol

Adiós vaquero

Rodrigo Robles

Publicidad
Publicidad

"Si no sabes a dónde vas, es posible que llegues a cualquier lugar”

YOGI BERRA

** ERICK RODRÍGUEZ, HOMBRE RÉCORD.– Después de una larga y exitosa carrera de 20 temporadas en la Liga Mexicana de Beisbol, todas ellas con los Guerreros de Oaxaca, Erick Teodoro Rodríguez Martínez tomó la decisión de colgar oficialmente los spikes, como coloquialmente se le dice a aquellos jugadores que deciden retirarse.

En el caso del ahora estratega regiomontano, aunado a los spikes, habrá que decir que también colgó la careta y la mascota, haciendo alusión a sus atributos y habilidades como receptor.

Hoy día, por diversos factores, es muy complicado encontrar jugadores que cumplan el ciclo de jugar solamente con una organización. El caso de Erick Rodríguez es singular porque posee la marca de ser el único jugador con más de 20 campañas jugadas en militar con un solo club.

Incluso en la Temporada 2019, que significó la última en la que tuvo actividad, se retiraron también dos peloteros insignias como el lanzador Francisco Campos y Jaime Brena, pero ambos tuvieron una breve aparición con otro club. Por ejemplo, Campos, con 26 temporadas jugadas, militó con los Sultanes de Monterrey en 2006; Jaime Brena, con 22 torneos disputados, tuvo una breve estancia con los Dorados de Chihuahua en 2009.

El próximo pelotero en franca posición para igualar al otrora receptor, sería el jardinero de Champotón, Óscar Francisco Williams León, que milita con los Piratas de Campeche con los que lleva 11 temporadas jugadas.

"Me retiro con una gran satisfacción de haber hecho mi mejor esfuerzo como jugador activo", expresó Erick Rodríguez. "Me voy contento de estos 19 años o de esas 20 temporadas disputadas, las disfruté todas y cada una de ellas".

Fue a principios de la Temporada 2001 cuando los Guerreros de Oaxaca realizaron un movimiento con los entonces Broncos de Reynosa, en donde los primeros enviaban al antesalista Rafael "Chivigón" Castañeda a cambio de dos noveles peloteros, el receptor Erick Rodríguez y el lanzador derecho Romeo Xicoténcatl Hidalgo.

El sinaloense Romeo Hidalgo defendió par de temporadas la camisola de Oaxaca antes de ser cedido a Campeche, con quienes incluso ya no pudo participar por una serie de lamentables lesiones que se le atravesaron.

Panorama diferente para el joven Rodríguez Martínez, quien comenzó a fraguar una de las carreras deportivas más admirables dentro del beisbol profesional mexicano.

"Estuve a punto de abandonar mi sueño por jugar beisbol en 2001", confesó Erick Rodríguez. "Mi papá me había dado un ultimátum para llegar al profesionalismo. Después de unos años en sucursales de Reynosa me dijo que si no hacía el equipo me iba a regresar a estudiar. En la pretemporada de ese año me enviaron a mi casa. Yo estaba muy triste, pero llegando a la casa entró una llamada, era Víctor Ledezma, el scout de Guerreros, anunciándome que me habían cambiado".

Cuando llegó a la “Verde Antequera” el receptor titular era Homar Rojas, con quien compartió la posición por algunos años, e incluso lo instruyó para que en un futuro se hiciera de la titularidad, tal como aconteció durante la temporada del 2005.

“El manager en mi debut era Nelson Barrera”, recordó Erick Rodríguez. “Él y Homar Rojas me recibieron de la mejor manera. A lo largo de mi carrera como jugador tengo muchos momentos muy significativos, buenos y malos, pero el de mi debut en 2001 para mí fue la mejor circunstancia de toda mi vida".

Forjado como peloterito en la Pequeña Liga del Obispado en Monterrey, ahora estará enfocado por completo en la tarea de dirigir los destinos del equipo de toda su vida, en la que espera mejorar los resultados de la campaña pasada, donde Oaxaca ocupó la última posición del standing de la Zona Sur con marca de 20 victorias y 45 derrotas.

"Fue una temporada muy especial, de mucho aprendizaje", mencionó el estratega bélico. "Ganamos en experiencia. Reconozco que la directiva no ha dejado de trabajar para revertir los resultados. Estamos trabajando muy compenetrados para tener un equipo mejor balanceado".

Aunque nacido en Monterrey, Nuevo León el 27 de noviembre de 1979, Erick lleva a Oaxaca en su corazón: "Desde el primer año me enamoré de la ciudad, de su gente, de Guerreros, de su afición, me abrieron las puertas y estoy agradecido. Oaxaca me complementa", finalizó.

"Si esperamos hasta que estemos listos, estaremos esperando por el resto de nuestras vidas"

LEMONY SNICKET

rodrigoroblesbrena@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...