Regístrate
Estás leyendo: Un nuevo campeón de la Serie Mundial

Casa Llena

Un nuevo campeón de la Serie Mundial

Antonio Canseco

Publicidad
Publicidad

“No estoy tratando de hacer se olviden de Babe Ruth, sino solo que me recuerden a mi"

Hank Aaron

Una prolongada espera llegó a su fin la noche del martes para los aficionados a los Bravos de Atlanta tras lograr vencer en calidad de visitantes a los Astros de Houston, gracias a una contundente victoria y por blanqueada de 7-0 que les permitió de nueva cuenta obtener la Serie Mundial. Los Bravos tardaron 26 largos años en volver a levantar el Trofeo del Comisionado y a decir verdad, lo han hecho en una campaña en la que no se esperaba que lo hicieran, en la que no lucían ni siquiera como favoritos para ganar su división; menos aún cuando a media temporada se vieron mermados y disminuidos al perder por una lesión (ruptura del ligamento cruzado de la rodilla) a su jugador estelar Ronald Acuña Jr. y con semanas de diferencia al jardinero y bateador de poder Marcell Ozuna que fue suspendido por las Grandes Ligas por un problema de violencia doméstica que ha puesto su carrera en peligro y que le mantiene inhabilitado para jugar en el mejor béisbol del mundo y por ende, también, sin la posibilidad de cobrar su millonario salario.

Cuando inició la campaña 2021, Atlanta tenía frente así un importante festejo, ser anfitrión del tradicional Juego de Estrellas, que sería para el equipo el mejor marco para conmemorar los 150 de años de su fundación en Boston, Massachusetts, ciudad en donde el equipo logró su primera victoria en Serie Mundial en 1914; sin embargo, decisiones políticas en el estado de Georgia dieron como resultado que la MLB le retirará la designación a los Bravos y se llevara el juego de media temporada a Denver, Colorado, en un gesto de notoria corrección política y social. Así pues, esa importante celebración desapareció prácticamente de la noche a la mañana del calendario de los Bravos y de sus programados festejos, incluso cuando la temporada regular ya estaba en marcha.

Pese a ello, los Bravos tenían otros motivos especiales por los que esforzarse a lo largo de la temporada 2021, la muerte de sus reconocidas estrellas Phil Niekro y Hank Aaron, antes del inicio de la temporada, obligaba al equipo a cerrar filas y a realizar un homenaje en recuerdo y memoria de esos distinguidos y notables jugadores que fueron sostén de la organización y que dejaron tal huella en el béisbol que lograron por méritos propios un lugar en el codiciado recinto de los inmortales (el Salón de la Fama del Béisbol). Niekro. el lanzador nudillero lleno de mañas y trucos que superó las 300 victorias en su brillante carrera,  y Aaron, el poderoso bateador afroamericano que rompió el récord cuadrangulares de Babe Ruth pese a las presiones y amenazas de que fue objeto por el color de su piel y que le valieron ser finalmente reconocido como el indiscutible líder de cuadrangulares de todos los tiempos del béisbol con 755 batazos de vuelta entera a lo largo de su carrera profesional, hasta que en forma controvertida y dudosa por el uso de esteroides y anabólicos Barry Bonds lo superara en 2007. Se trataba pues de tres poderosas razones por las que Atlanta dispuso utilizar un parche distintivo en la manga derecha de su uniforme, así como también bordar los números 44 de Aaron y 35 de Niekro en sus gorras, además de podar en el pasto del jardín central de su estadio el Truist Park un enorme número 44 en recuerdo y memoria del más grande beisbolista que ha tenido ese equipo en su historia y que fue fundamental en la obtención de su segunda Serie Mundial en 1957 en la que los Bravos ya en ese entonces de Milwaukee vencieron a los favoritos Yankees de Nueva York.

Querido lector, si bien es cierto, que la historia no juega y tampoco gana los encuentros, es innegable que sí tiene un peso específico y que definitivamente alienta, motiva e inspira a jugadores y equipos a la victoria. Esos factores externos, casi imperceptibles, no me cabe la menor duda fortalecieron al equipo de Atlanta y le ayudaron a lograr un mejor desempeño en el campo de juego, pues una y otra vez lograron sobreponerse a las adversidades que se les presentaron a lo largo de la temporada y también en la postemporada y la Serie Mundial.

Ya les he comentado de la lesión y la suspensión que marginaron más de la mitad de la temporada a sus jardineros y estrellas, pero no fueron las únicas ausencias que tuvo que superar Atlanta, pues al inicio de la postemporada el jardinero cubano Jorge Soler se perdió parte de la Serie contra los Cerveceros y los Dodgers por haber dado positivo a un contagio de Covid-19, además de que en el primer juego de la Serie Mundial y como consecuencia del pelotazo que recibió en la pierna derecha, su pitcher estelar Charlie Morton, esto como consecuencia de un batazo que no pudo esquivar dada la velocidad con la que salió la pelota, su temporada abruptamente llegó a su fin debido a que le fracturó el peroné. Lo que significó que sin su abridor de mayor experiencia Bravos tuvo que sortear los juegos más importantes de la temporada.

Atlanta pese a ello, jugó a tope, fue agresivo en las bases y tuvo un bateo oportuno y contundente gracias a los buenos turnos que gestionaron: Rosario, Soler, Albies, Riley, Duvall, Swanson y por supuesto su primera base y líder en el campo de juego, FreddieFreeman, pero sin lugar a dudas la clave del éxito se debió al cuerpo de relevistas (Matzek, Minter y Smith) que estuvo a la altura de la presión que implica la postemporada y la Serie Mundial y que maniató a las ofensivas de Cerveceros, Dodgers y Astros para lograr esos 11 juegos que les permitieron ganar sin objeciones la cuarta Serie Mundial de su historia.

Antes de concluir, debo ser muy preciso y destacar la otra poderosa razón que le permitió a los Bravos obtener el Clásico de Otoño de la temporada 2021, una que pocas veces luce y se le da crédito, pero que definitivamente gana los campeonatos: el trabajo de la gerencia. En este a cargo Alex Anthopoulos, quien tuvo la visión y la capacidad de reacción a media temporada tras las notables bajas que presentaba el equipo para traer a las filas de su equipo sin un alto costo al cubano Jorge Soler, procedente de Kansas City, y al puertorriqueño Eddie Rosario, quien fue adquirido de los Indios de Cleveland y quienes fueron factores decisivos en los triunfos del equipo, especialmente a la hora de la verdad, en la postemporada.

Atlanta es un justo ganador de la Serie Mundial, tendrá por delante el difícil reto de repetir, algo que ningún equipo de las Grandes Ligas ha podido hacer en lo que va del siglo XXI.

CÍRCULO DE ESPERA

Lo que va de ayer a hoy. Al iniciar el mes de octubre se cumplieron cien años, de la primera transmisión radiofónica de una Serie Mundial. Fue el 5 de octubre de 1921 cuando el narrador comercial Thomas Cowan de la estación WJZ New York, que posteriormente habría de convertirse en la WABC New York, el encargado de replicar jugada a jugada lo que sucedía en aquella Serie Mundial que enfrentó a los Gigantes de Nueva York y los Yankees de Nueva York que ya contaban en sus filas con Babe Ruth. La transmisión fue posible gracias a la intervención de un reportero del Newark Sunday Call que se encontraba en el parque de pelota y que mediante el uso del telégrafo transmitía las incidencias del juego a las oficinas centrales del periiodico donde el editor deportivo a su vez tenía la tarea de pasar telefónicamente la información al narrador comercial que finalmente y con su educada voz hacia materialmente posible la transmisión al relatar con un lógico retraso lo que minutos antes había ocurrido en el campo de juego. La victoria de ese primer juego de Serie Mundial transmitido por radio fue para Yankees quienes terminaron perdiendo la serie 5 juegos a 3. Esa idea primigenia, de replicar e informar a los que no podían asistir al parque creció, creció y evolucionó. Tan es así, que hoy en día, además de las incontables transmisiones por radio que existen en inglés, español y japonés de la Serie Mundial, es posible observar las incidencias del juego a través de la televisión abierta, los sistemas de cable y televisión satelital y por streaming; además de que se tiene la posibilidad de seguir lanzamiento tras las lanzamiento el desarrollo de estos encuentros mediante el uso del internet y los teléfonos inteligentes.

casallena@live.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...