Regístrate
Estás leyendo: Roberto Clemente, su vida y su legado dentro y fuera del diamante

Roberto Clemente, su vida y su legado dentro y fuera del diamante

Esta es la historia de uno de los mejores peloteros latinos que han llegado a las Grandes Ligas
Publicidad
Publicidad

El primer latino en ingresar al Salón de la Fama del beisbol en los Estados Unidos, Grandes Ligas tiene un día dedicado a su legado y existe un premio con su nombre, esos simples datos dejan claro el impacto que tuvo Roberto Enrique Clemente Walker en el 'Rey de los Deportes', siendo además, uno de los peloteros que mayor reconocimiento recibieron por su trabajo altruista.

Roberto Clemente nació el 18 de agosto de 1934 en el barrio de San Antón en la ciudad de Carolina en Puerto Rico. Fue el menor de cuatro hermanos, en una familia donde el padre (Melchor Clemente), trabajaba en una plantación de caña de azúcar y la madre (Luisa Walker), administraba una tienda.

Desde pequeño mostró su amor por el beisbol y su calidad de inmediato hizo que llamara la atención de los equipos profesionales. Apenas al terminar la secundaria, jugó con los Cangrejeros de Santurce de la liga invernal de Puerto Rico y al cumplir 20 años de edad (en 1954) firmó con los Brooklyn Dodgers. Por un tema de reglamento, lo tuvieron que dejar libre y en noviembre de ese año fue cambiado a los Pittsburgh Pirates.

Su debut en MLB llegó al año siguiente, en la Temporada de 1975, el 17 de abril, curiosamente frente a los Dodgers. Ese día se fue de 4-1 con una carrera anotada.

A partir de ese momento se escribió la primera página de un legado que se extendió a 18 temporadas en MLB, en las que llegó a los 3 mil hits, con mil 305 carreras anotadas y 240 cuadrangulares. Además, estos fueron algunos de sus logros más importantes: 

  • 2 veces campeón de la Serie Mundial
  • 4 títulos individuales de bateo
  • 12 veces en el Juego de Estrellas
  • 12 Guantes de Oro
  • 1 vez fue el MVP de la temporada (1966)
  • 1 vez fue el MVP de la Serie Mundial (1971)

Muchos consideran que a estos reconocimientos se pudieron unir algunos más, ya que su desempeño era muy superior al resto, pero se achaca que no los recibió debido a que en la época en la que jugó aún existía segregación racial.

Además de ser un pelotero fuera de serie dentro del terreno, fue un ser humano fuera de serie lejos de los campos, ya que fue una personas que dedicó mucho tiempo de su vida a ayudar a los demás, teniendo una gran cantidad de gestos humanitarios no solo en Puerto Rico sino fuera de su país natal.

De hecho, la manera en que murió provocó que su legado fuera aún más grande y reconocido, ya que Roberto Clemente falleció el 31 de diciembre de 1972, cuando el avión de carga en el que viajaba cayó al mar poco después de haber dejado tierra. Ese viaje era hacia Managua, Nicaragua, a donde el pelotero se dirigía para llevar víveres después de que esa ciudad fuera azotada por un terremoto.

Poco después de confirmarse su muerte, luego de no encontrar su cuerpo, fue entronizado al Salón de la Fama en 1973. Con el pasar de los años, otro tipo de acciones se dieron alrededor de Clemente y su legado:

  • En 1973 el número 21 fue retirado por los Pirates
  • En 1973 fue instaurado en MLB el 'Premio Roberto Clemente', que se otorga a aquellos que realizan labores destacadas en el deporte y la comunidad
  • En 1993 fue creada la Fundación Roberto Clemente
  • En 2002, las Grandes Ligas crearon 'El Día de Roberto Clemente', mismo en el que se le hacen reconocimientos en todos los parques de MLB



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...