Regístrate
close-icon
Estás leyendo: Neverauskas: el lituano que jugó en Grandes Ligas

Neverauskas: el lituano que jugó en Grandes Ligas

Te contamos la peculiar historia del primer y único pelotero nacido en Lituania que ha llegado a MLB
Publicidad
Publicidad

Dovydas Neverauskas es un pelotero que puede presumir que jugó en Grandes Ligas. Su nombre estuvo en el roster de los Piratas de Pittsburgh por tres temporadas, después fue dejado en libertad y actualmente es agente libre. Su historia no tiene nada fuera de lo normal excepto por un detalle: es el primer y único pelotero de Lituania que llegó a MLB.

Así es, Neverauskas forma parte de los jugadores de países que nunca pensaste que tuvieron a algún pelotero en Grandes Ligas, una lista en la que hay 19 naciones que solo han tenido un representante.

Fue justo un 24 de abril de 2017 cuando el pitcher nacido en Vilnius debutó en MLB, frente a los Chicago Cubs, subiendo al montículo en la octava entrada de un juego que su equipo perdía 13-3. Ese día lanzó dos entradas, en las que le dieron dos hits y le anotaron una carrera.

¿Y cómo llegó un pelotero de Lituania a las Grandes Ligas?

Dovydas creció viendo beisbol ya que su papá no solo es gran aficionado a la pelota caliente sino que fue coach de equipos infantiles y promotor de deporte en Lituania. El padre (Virmidas) fue parte de la primera selección de beisbolque se formó en ese país en la historia, en 1980.

Desde niño lo practicó pero al no existir campos ni ligas para jugarlo, tuvo que viajar a otros países. Estuvo en Italia, República Checa, Polonia y España, lugares en los que participó en Training Camps para aprender y desarrollarse. 

Al ver que contaba con condiciones para jugarlo y tenía interés para intentar crear una carrera profesional, formó parte de la MLB European Baseball Academy en 2008 y 2009, y fue en la MLB annual European Elite camp donde los scouts de los Piratas lo vieron y lo tomaron como International Amateur Free Agent. 

Con poca experiencia (comparada con los peloteros que se desarrollan en América) a los 16 años de edad firmó con el equipo (2009) y un año después comenzó su camino en las sucursales del equipo, empezando en nivel Rookie. 

"Mi inglés no era muy bueno, había una barrera con lo que sabía y lo que escuchaba en los entrenamientos", comentó el pelotero en una entrevista previo a su participación en el Juego de Estrellas del Futuro de 2016 de MLB. "Decían PFP (pitchers fielding practice) o BP (batting practice) y yo no sabía qué era eso. Llegué aquí y diario entrenábamos eso... toques de bola, las señales, eran cosas que yo nunca había hecho".

Su carrera la arrancó como pitcher abridor pero el equipo vio que no tendría una oportunidad real de trascender, por lo que lo convirtieron en relevista en 2015, ya que sus pitcheos rondaban arriba de las 95 millas con un slider decente.

Llegó a Grandes Ligas

Estar lejos de su familia, en un país muy diferente al suyo fueron barreras fuera del terreno que fue superando, mientras en el campo enfrentó otras que decidió hacerles frente y así, poco a poco, fue creciendo. 

"Cuando tenía 16 años fue fabuloso saber que las Grandes Ligas se habían fijado en mi", continuó en la misma entrevista. "Pero al llegar me di cuenta de que no era tan bueno como pensaba. Al llegar a la Liga Rookie pensé que iba a ser fácil subir pero no lo fue. Me tomó mucho tiempo crecer ahí y llegar hasta acá”.

Así, en 2016 dio el brinco hasta el nivel Triple A, lo que lo puso a un paso de llegar a las Mayores. Antes de ser llamado por el equipo, el derecho había hecho un buen papel como relevista y eso le valió recibir el llamado para debutar el 24 de abril.

Después de ese juego fue enviado de regreso a la sucursal, volviendo cuatro veces más en la campaña. Ese año terminó con 24 apariciones, lanzando 25.1 entradas, con un 3.91 de PCL.

Aunque había tenido un buen debut, las cosas no levantaron. En 2018 solo lanzó en 25 juegos teniendo un 8.00 de promedio de carreras limpias, y esa situación no cambió para 2019, ya que apenas lanzó 9.1 entradas en las que admitió 11 carreras (su PCL era de 10.61). 

Después de eso, el equipo lo mandó de regreso a su sucursal AAA, en donde jugó hasta septiembre. El equipo los dejó en libertad acabando la campaña y actualmente es agente libre. 

En resumen, el primer y único pelotero nacido en Lituania que llega a Grandes Ligas, acumuló 61.2 entradas de labor en 59 juegos, con 47 carreras admitidas, 15 jonrones, 25 bases por bolas y 54 ponches. Su PCL ligamayorista es de 6.71. Séptima Entrada


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...