Estás leyendo: Razones por las que el 2019 sí es el año de los Dodgers
Comparte esta noticia

Razones por las que el 2019 sí es el año de los Dodgers

La novena californiana tiene el mejor récord desde 1988 (última vez que ganó la Serie Mundial) a esta altura de la temporada, y estos son los elementos por lo que es el favorito para ganar la Serie Mundial.

Publicidad
Publicidad

Lesiones y slumps se pueden presentar en cualquier momento y el mágico año de Los Angeles Dodgers puede quedarse otra vez sin el título si son afectados por eso, pero te presentamos las razones por las que están teniendo la mejor temporada en los últimos 30 años, justo después de que ganaron su última Serie Mundial, siendo el principal argumento para considerar que este 2019 sí es el año de los Dodgers:

- No todo es Kershaw

¿Quién es el pitcher líder de los Dodgers? Por el peso en la rotación es Clayton Kershaw, pero el equipo no depende de él para ganar. Esta temporada tienen a un Hyun-Jin Ryu con 11 triunfos, a Walker Buehler con 10 y Kenta Maeda con 7. Kershaw tiene 11. 

- Salidas de calidad

Adivinen quién es el segundo lugar en MLB en salidas de calidad. Sí, los Dodgers con 65, quienes solo han sido superados por los Houston Astros con 66. No es raro que ambos estén de líderes divisionales siendo favoritos para pelear por un pase a playoffs. 

- Ponen a gente en base

Para ganar un juego debes anotar y para anotar se deben de embasar, y Dodgers es el cuarto mejor de MLB para hacerlo (.340 de porcentaje de embasarse). No solo lo hacen por medio de imparables (#10 en MLB) sino también con bases por bolas (#1 en MLB), y de seguir esa tendencia mantendrán altos porcentajes de ganar la mayoría de sus juegos.


- No se autoliquidan

El año pasado fueron el equipo #12 que más rolas para doble play batearon, ahora son el #27 (o el #3 que menos tiene), lo que evita que ellos mismos acaben con sus amenazas

- Ambiente positivo en el vestidor

Ese no se mide con estadísticas pero tiene un impacto muy grande en el desempeño (y no solo de un juego sino en una temporada). La salida de algunos jugadores (entre ellos, Yasiel Puig) desintoxicaron el ambiente en el clubhouse y eso les ha dado una armonía que se vuelve una herramienta muy poderosa, con la que pueden llegar muy lejos.

- Saben jugar con presión

Es un equipo en una ciudad grande que tiene 30 años sin ser campeón. Existe una gran presión para que se termine ese mal paso, pero es algo que la mayoría de los jugadores ha enfrentado, no es nuevo para ellos y al final de la temporada y en los playoffs es lo que será la diferencia para dar el siguiente paso.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...