Regístrate
Estás leyendo: “Hay Jesse para rato”: Jesús Castillo

“Hay Jesse para rato”: Jesús Castillo

El pelotero habla de su regreso a la LAMP después de estar dos campañas fuera por una lesión en la rodilla
Publicidad
Publicidad

Después de dos temporadas fuera del béisbol mexicano debido a una lesión en la rodilla izquierda, Jesús Castillo regresó a los diamantes con los Algodoneros de Guasave para esta Temporada 2020 de la Liga ARCO Mexicana del Pacífico.

Castillo llegó en cambio a Guasave por el lanzador derecho Jonathan Partida, y hasta el momento 'Jesse' está respondiendo con sólidos números desde la caja de bateo: en 26 juegos tiene 5 home runs, 20 carreras producidas, 15 anotadas y un .274 de porcentaje de bateo.

“Realmente me siento emocionado y contento, pero a la vez siento nostalgia por todo lo que viví con Mayos de Navojoa. Fue una etapa de mi carrera muy bonita, pero yo sabía de antemano que se tenía que hacer este movimiento y qué mejor que llegar al equipo de esta ciudad (Guasave) en donde ya tengo más de 10 años radicando", comentó Castillo en entrevista para Séptima Entrada.

Después de este movimiento, Castillo volvió oficialmente a la LAMP, después de que había jugado por última ocasión en la campaña 2017-2018. Esa gran ausencia se dio después de que un problema físico lo alejó de los diamantes, haciendo parecer que su carrera estaba en riesgo.

“Mi lesión fue un tema muy difícil, mucha gente me hacía retirado, muchos piensan que yo no quedé bien de mi rodilla y esa es la misma razón por lo que yo trabajo día con día con mucha alegría y entusiasmo, porque quiero seguir demostrando qué hay Jesse para rato en el béisbol mexicano”.

Una de las cosas que ha jugado a su favor hasta ahora en la temporada, es que afirma tener el respaldo de jugadores como Yadier Drake, Erisbel Arruebarrena y Emmanuel Ávila, algo que le da confianza para seguir trabajando como hasta ahora lo está haciendo.

SU EXPERIENCIA EN VENEZUELA

Castillo no jugó en México en 2019 pero sí lo hizo en el beisbol invernal de Venezuela, donde recibió la oportunidad de enfundarse en la camisola de los Águilas de Zulia.

“Me siento muy contento por todo el aprendizaje que tuve el año pasado en el béisbol caribeño al llegar a una organización muy importante como lo son los Águilas de Zulia. Ellos sabían que yo estaba recuperándome de una lesión fuerte y me abrieron la puerta, algo que me dio otro panorama de la situación que yo estaba viviendo, ahí fue mi prueba para saber si yo estaba al 100% físicamente. El estar en el béisbol caribeño me ayudó mucho mentalmente a olvidarme de mi lesión y a enfocarme en retomar mi nivel de juego”.

Tras esa experiencia, Jesse vivió de cerca el nivel de pelota que se juega en el Caribe, zona en la que destacó que lo que predomina es el pitcheo agresivo.

“Nunca me había tocado enfrentarme a una forma tan agresiva de pitcheo como en ese lugar, donde tanto zurdos como derechos son expertos en tirar pegado y tú tienes que hacer ese ajuste. En México se lanza pegado pero no tanto como allá.”


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...