Regístrate
Estás leyendo: A 20 años de la hazaña de Miguel Ojeda: cuatro jonrones en un juego

A 20 años de la hazaña de Miguel Ojeda: cuatro jonrones en un juego

'El Negro de Guaymas' recuerda el día en que se metió a los libros de los récords luego de pegar cuatro jonrones en un solo encuentro... hazaña que alcanzó en el año 2000
Publicidad
Publicidad

Un juego que quedó grabado en la historia de la Liga Mexicana se desarrolló el viernes 19 de mayo del 2000, cuando Miguel Ojeda Siqueiros pegó cuatro jonrones en un juego para poner su nombre en el libro de los récords de la LMB.

El Parque Deportivo del Seguro Social tenía sus días contados cuando los Diablos Rojos del México recibieron a los Acereros de Monclova, y nadie esperaba que Ojeda fuera a terminar esa noche con cuatro cuadrangulares, lo que le permitió empatar una marca que, en ese momento, solo habían logrado dos cañoneros (empató a Derek Bryant (1985) y Roy Johnson (1991), siendo el primer mexicano en lograrlo).


Como muchos de los momentos históricos, esa inolvidable jornada tiene un antecedente especial. El histórico juego de Ojeda se dio precedido por un día muy complicado tanto para Ojeda como para todos los miembros de los Diablos.

“Era un día muy difícil porque habíamos jugado un día antes es Saltillo, el juego se había alargado y habíamos llegado a la Ciudad de México vía autobús como a las 2 de la tarde, para jugar ese día a las siete de la noche. Llegamos desbaratados por el viaje, ese día no se bateó práctica y nos presentamos directo para la hora de juego, y mira ese día fue uno de los mejores de mi carrera, se presentó ese día, un día atípico”.

Ojeda estaba en su sexta temporada con la novena capitalina, bateaba como octavo en el orden y ya estaba escribiendo un nombre importante como receptor, y el haber alcanzado esa hazaña fue una señal de la carrera exitosa que estaba construyendo y que lo llevó a MLB.

"(Ese juego) Se vivió de una manera muy especial porque era el primer mexicano que lo hacía, era como un sello en mi carrera que creo en ese tiempo estaba solidificándose, y pues me hacía ya un pelotero importante para la organización", recordó el 'Negro de Guaymas'.

¿Cómo se dieron esos batazos?

  • Segunda entrada (sin gente en base)
  • Quinta entrada (sin gente en base)
  • Séptima entrada (con dos compañeros en base)
  • Novena entrada (con dos compañeros en base) 

'El Negro de Guaymas' concretó esa noche mágica con un desenlace de película. Ya había conectado tres cuadrangulares cuando le tocó pasar a batear en la novena tanda, ya que el juego estaba empatado a 11, y todas las piezas se acomodaron para que volviera a tomar el bat. 

“El último jonrón fue en la novena entrada y fue para ganar, fue para dejar en el terreno a los Acereros pero todo pudo ser muy diferente. Se embasa Ray Martínez con hit y después (José Luis) 'Borrego' Sandoval tocó la bola y con error se embasó. Se quedaron la primera y tercera base ocupadas, pero si el sacrificio de Sandoval hubiera sido out en primera, posiblemente a mi me hubieran dado las cuatro bolas, la base por bolas intencional y todo hubiera cambiado", explicó.
Con hombres en las bases sin out, Ojeda solo tenía una cosa en mente: "no iba pensando en el jonrón, yo quería pegar un hit y traer una carrera, y pues afortunadamente el contacto fue solido rumbo al right center, la bola pegó en la barda, en la punta de la barda y se fue, ese fue el jonrón número cuatro, fue muy dramático”. 

Con ese jonrón de tres carreras, Ojeda completó una jornada de ocho carreras producidas, ayudando a que los colorados vencieran 14-11 a los Acereros. Séptima Entrada


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...