Regístrate
Estás leyendo: Los dos juegos perfectos de softbol lanzados en Juegos Olímpicos

Los dos juegos perfectos de softbol lanzados en Juegos Olímpicos

A lo largo de la historia del softball en los Juegos Olímpicos, dos lanzadoras han conseguido una de las mayores proezas en la disciplina.
Publicidad
Publicidad

Tanto en béisbol como en el softbol, un juego perfecto consiste en que un lanzador o lanzadora consigue la victoria lanzando todas las entradas sin permitir que ningún bateador o bateadora se embase. Es decir, no se permite ningún hit, base por bola o un golpe directo.

A lo largo de la historia de los Juegos Olímpicos, solamente en cinco ediciones se ha tenido al softbol como disciplina participante: Atlanta 1996, Sydney 2000, Atenas 2004, Beijing 2008 y Tokio 2020. En dos de esas cinco ediciones, se ha lanzado un juego perfecto y te los contamos a continuación.

Atenas 2004

El 20 de agosto de 2004, Japón hizo historia con el único juego perfecto de siete entradas en la historia de los Juegos Olímpicos.

Ese día, el equipo nacional de softbol femenino de Japón se enfrentó a China en el último juego de Ronda Preliminar, un encuentro que era de suma importancia para el equipo japonés pues debían ganar a como diera lugar para no regresar al día siguiente a casa.

La lanzadora derecha Yukiko Ueno (en ese momento con 22 años de edad), fue elegida por el manager Taeko Utsugi para abrir el compromiso. Cabe mencionar que Ueno había perdido sus dos aperturas en round robin contra Australia y Canadá. Apenas un día antes, había registrado su primera y única victoria de la competencia contra Italia con pizarra apenas de 1-0.

Ueno se mostró dominante desde las primeras entradas contra China, poniendo en práctica todo su repertorio combinando su potente recta con perfectos drops. El único batazo que le lograron conectar, fue una potente línea de hit directamente a las manos de la jardinera derecha Yumi Iwabuchi. La pizarra final, quedó 2-0 a favor de Japón.

La actuación de Ueno esa tarde fue 9.0 entradas, 0 hits, 0 carreras, 0 bases por bola y 9 ponches, misma que le ayudó al equipo japonés a pasar a playoffs. Dos días después, lanzó ocho entradas en blanco contra el mismo equipo por pizarra 1-0 en un juego de desempate por la medalla de bronce. Después, en el juego por la medalla de bronce, Australia venció a Japón 3-0 para eliminarlas del medallero en esa edición.

Beijing 2008

Originaria de Santa Cruz, California y tras haber registrado números históricos en el softbol colegial tras graduarse un año antes de la Universidad de Tennesse, Monica Abbott fue seleccionada para formar parte del equipo nacional de softbol femenil de Estados Unidos que viajaría a los Juegos Olímpicos en Beijing, China.

El 11 de agosto de 2008, hizo su debut olímpico lanzando la última entrada (en relevo de la abridora Jennie Finch). Para el 18 de agosto, fue la abridora del equipo norteamericano ante Países Bajos, juego en el que lanzó 5 entradas completas perfectas por pizarra 8-0.

Este encuentro, solamente duró 5 entradas debido a la famosa regla del “knockout” que se hace válida cuando un equipo que va ganando por 5 carreras o más a partir de la quinta entrada. Ese día, la labor de Mónica fue de 5.0 entradas y 5 chocolates.

Cabe mencionar, que el equipo nacional de Estados Unidos en sus primeros seis partidos en esa edición olímpica solamente había permitido un solo hit entre las tres abridoras: Finch, Osterman y Abbott.

Estados Unidos ganó la medalla de plata, perdiendo contra Japón el duelo por el oro olímpico con pizarra 3-1.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...