Regístrate
Estás leyendo: La Liga Invernal da de hit en su regreso

Columna de Miguel Boada

La Liga Invernal da de hit en su regreso

Miguel Boada Nájera

Publicidad
Publicidad

Se creó en 2015 como una liga para que jugaran los jóvenes prospectos más desarrollados de los equipos participantes, buscando darles las primeras pruebas de lo que es jugar en el profesionalismo, teniendo la presión y motivación de jugar una temporada en la que se disputaría un título teniendo que jugar en estadios con aficionados. Después de tres años, la Liga Mexicana de Beisbol puso en pausa este proyecto… y fue hasta este 2021 que la LMB decidió activar de nuevo a la Liga Invernal Mexicana (LIM), que en su regreso definitivamente pasó la prueba.

Esta es la última semana de actividad de la temporada regular de la LIM, en la que participaron 8 equipos que fueron divididos en dos Zonas, la Norte y la Sur. Si nos vamos estrictamente a los números, definitivamente algunas estadísticas están lejos de ser algo para presumir (no es muy atractivo ver que un equipo tenga un pitcheo con una efectividad de 8.59), pero viendo el impacto real más allá de los números nos damos cuenta de que fue acertado revivir la Liga Invernal corregida y aumentada con torneo de poco más de un mes con los jóvenes prospectos.

Hasta ahora han sido 341 los peloteros que han jugado en la Temporada 2021 de la LIM (166 en el pelotón norteño y 175 en el sureño)... Son 341 jóvenes beisbolistas que en lugar de 'solo jugar o entrenar' en las Academias, tuvieron la oportunidad de desarrollarse de la mejor manera posible: jugando y jugando en estadios profesionales con público en las tribuenas... 

Y lo que a mí más me impactó, es que se le abrió la puerta a peloteros que van desde los 14 o 15 años de edad, que hace unos meses o años estaban todavía jugando en una Liga Infantil-Juvenil y ahora acaban de asomarse por la ventana más grande en sus jóvenes carreras, como si ya fueran profesionales... y ese es el mayor aprendizaje que obtendrán, probar desde ahora lo que podrá ser su vida si siguen jugando y tienen el perfil para ser profesionales.

Definitivamente es un ganar-ganar para los equipos, para los chavos y para los aficionados...

  • Para los equipos: tienen la oportunidad de ver qué jugadores ya están listos para jugar en la Liga Mexicana y cuáles todavía necesitan más trabajo... e incluso, ya sabrán qué trabajo es en el que se tienen que enfocar para desarrollar mejor a sus peloteros... 
  • Para los chavos: la experiencia que están obteniendo no la iban a tener jugando en la Academia de El Carmen, en Nuevo León, y para muchos podría ser el momento clave para saber si están hechos para el profesionalismo. 
  • Para los aficionados: primero han tenido beisbol en una época del año en la que no ven a su equipo favorito, y eso se ha reflejado en la asistencia al estadio, donde hasta cinco mil personas han decidido ir al parque de pelota a un juego, pagando un boleto para ver jugar a jóvenes que no conocen y que todavía juegan un beisbol que está lejos de ser del nivel que se ve en la LMB. Además, les ha permitido conocer a los jugadores que, en un futuro, serán las estrellas que irán a ver en la LMB.

Esa es una buena manera de ver que ha sido un éxito el tener un torneo de invierno con los jóvenes que hoy son prospectos, confirmando una de las cosas que los equipos y la LMB deben de entender y explotar: que sus aficionados son aficionados del equipo TODO EL AÑO y no solo cuando hay temporada, y que ellos gustan de saber de su equipo TODO EL AÑO. 

* Miguel Boada Nájera es el Editor General de Séptima Entrada

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...