Regístrate
Estás leyendo: Jorge Cantú y Juan Castro, el roomie que lo ayudó a mantenerse en MLB

Jorge Cantú y Juan Castro, el roomie que lo ayudó a mantenerse en MLB

Hace 15 años, Castro ayudó al 'Bronco' Cantú en el momento más vertiginoso de su carrera en Grandes Ligas y ahora estuvo a su lado en el anuncio de su retiro.
Publicidad
Publicidad

La decisión estaba tomada. Jorge Cantú anunció su retiro como jugador profesional de beisbol luego de una exitosa carrera de 24 temporadas alrededor de las ligas más importantes del mundo, desde la MLB, un paso fugaz por la KBO en Corea del Sur, así como en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

En la conferencia de prensa donde hizo el anuncio, a su lado derecho estaba Jorge Del Valle, el gerente deportivo de los Diablos Rojos del México, equipo con el que disputará su último torneo este 2022. A su izquierda, se encontraba el manager Juan Gabriel Castro, quien hace 15 años le abrió las puertas de su casa cuando su estancia en las Grandes Ligas estaba por tomar un repunte.

El ‘Bronco’ había iniciado a buen trote su permanencia en las Ligas Mayores cuando debutó con los Tampa Bay Devil Rays en 2004un año más tarde, su carrera como ligamayorista despegó con una campaña de ensueño en la que bateó .286, impuso un nuevo récord para la organización con 117 carreras producidas, cifra que fue superada tiempo después, e incluso llegó a recibir votos para el Premio al Jugador Más Valioso y en México recibió el Premio Nacional del Deporte.

En 2006 tuvo una lesión durante los primeros juegos de la temporada que le costó alrededor de un mes y medio de rehabilitación para regresar. Los números en general fueron buenos, sin embargo, fue la última temporada antes de que todo cambiara.

Los Rays contrataron a Joe Maddon como manager para la temporada de 2007; la nueva dirección del equipo llegó con jugadores como B.J. Upton y Ty Wigginton para jugar la segunda base haciendo que Cantú saliera de los planes hasta enviarlo a Cincinnati a unos días de la fecha límite de cambios.

En una nueva ciudad, con compañeros distintos y cada vez más lejos de la comunidad latina, Cantú encontró una mano amiga en Juan Castro.

“En 2007, cuando me cambiaron a Cincinnati, fuimos compañeros”, dijo Cantú después del anuncio de su retiro. “Él fue el primero que me abrió las puertas y me dijo ‘No busques departamento, vente a vivir aquí a mi casa’. Y ahí viví con él el resto de la temporada”.

Similar a lo que hicieron con Cantú un año más tarde, los Reds habían adquirido el contrato de Castro a mitad de la Temporada 2006 desde los Twins de Minnesota.

“Has tenido una carrera exitosa, una carrera de muchas cosas buenas. La gente que te vimos jugar, disfrutamos mucho la manera que tú portaste las camisetas que has portado con disciplina, con orgullo y con esa garra”, dijo Castro instantes después de que Cantú anuncio su retiro. “Es triste escuchar este tipo de noticias, pero a la misma vez es agradable por jugadores mexicanos como tú que han estado tanto tiempo en este deporte”.

Aunque su estancia en la Ciudad Reina de Estados Unidos fue tan solo por esa última parte de la campaña, la experiencia le sirvió para tomar un segundo repunte con los Florida Marlins, equipo al que lideró ofensivamente junto al dominicano Hanley Ramírez los siguientes dos años. A media temporada 2010, la gerencia decidió enviarlo a los Texas Rangers, equipo que llegó hasta la Serie Mundial luego de convertirse en campeones de la Liga Americana.

La Ciudad de México está a unos 2 mil 600 kilómetros de Cincinnati, Jorge Cantú volvió a encontrarse con una de las personas que le extendió la mano cuando las cosas estaban cambiando vertiginosamente. Las dos palabras que le llegan a la mente al Bronco cuando hay que describir a Juan Gabriel Castro son: “Calidad humana”.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MEDIO TIEMPO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Cargando comentarios...